RSC: un abanico de ventajas para tu empresa
0

Cada día son más las empresas que toman conciencia de la importancia que tiene aplicar una adecuada política de RSC , Responsabilidad Social Corporativa.

 

Frente a los objetivos de gestión que las distintas corporaciones tradicionalmente establecían a corto plazo, hay una tendencia generalizada en las grandes empresas, pero también en las pequeñas y medianas, de reflexionar sobre el rol que estas tienen como agentes de cambio del mundo. Por lo tanto, incorporan a sus planes y estrategias, metas en materia de RSC que repercuten no solo en sus finanzas, sino también en el bienestar social  y medioambiental.

 

 

La RSC es un concepto transversal

  • Prácticas de trabajo y empleo
  • Lucha contra el fraude y la corrupción
  • Cuestiones medioambientales
  • Intereses de los consumidores
  • Derechos humanos
  • Protección de la salud

 

Los 5 pilares de apoyo de la política RSC 

Cumplimiento de la legislación

La RSC implica el cumplimiento obligatorio de la legislación nacional vigente y especialmente de las normas internacionales en vigor.

Ética y coherencia

La RSC comporta compromisos éticos. Debe existir coherencia entre los compromisos públicos adquiridos con las estrategias y decisiones de negocio, sino podría  convertirse en una mera gestión de la reputación.

Global y transversal

La RSC es de carácter global,  afecta a todas las áreas de negocio de la empresa y de sus participantes, así como a todas las áreas geográficas en donde desarrollen su actividad, es decir a toda la cadena de valor necesaria para el desarrollo de la actividad.

Gestión de impactos

La RSC se manifiesta en los impactos que genera la actividad empresarial en el ámbito social, medioambiental y económico. Para su gestión es imprescindible identificar, prevenir y atenuar las posibles consecuencias adversas que se pudieran producir.

Satisfacción de expectativas y necesidades

La RSC se orienta a la satisfacción e información de las expectativas y necesidades de los stakeholders. Deben generarse procesos que integren las preocupaciones sociales, medioambientales y éticas de los mismos en las operaciones empresariales y en la estrategia, de manera que se genere valor no sólo para los accionistas sino para todos los grupos de interés y la sociedad.

 

Ventajas de aplicar una política de RSC en las empresas

Prevención de riesgos

Cuando una empresa establece determinados criterios éticos y de responsabilidad a la hora de desempeñar los diferentes puestos y contratar a los proveedores, se reduce la probabilidad de incurrir en malas prácticas que supongan un peligro para la compañía.

Mejora la imagen corporativa y reputación de las empresas

Cuando una organización posee una adecuada política de Responsabilidad Social Corporativa, tanto interior como exteriormente, es percibida como una empresa comprometida con unos valores, la sociedad y el bienestar del planeta, lo que tiene un claro efecto en su imagen social, un pilar fundamental del sostenimiento de un proyecto.

Capta el mejor talento

Hay estudios que apuntan que los millennials constituirán el 75 % de la fuerza laboral en 2025. Se trata de un sector laboral interesado en aspectos como la flexibilidad horaria, transparencia o multiculturalidad. Es decir, factores muy relacionados con la Responsabilidas Social Corporativa.

Mejora el clima de trabajo

Una empresa que estipule, aplique y garantice unos estándares de respeto por el bienestar social conseguirá que sus trabajadores, clientes y proveedores estén satisfechos y se comprometan más con el proyecto que su empresa representa, lo que aumentará la productividad y el esfuerzo de todos.

 

 

Confianza, compromiso, transparencia, buen gobierno, ética o innovación son algunas de las palabras claves que comparten las empresas líderes del siglo XXI.

 

Te dejo este enlace al  artículo que analiza 15 empresas con una buena política de RSC

 

Si te ha gustado este post  ¡Compártelo!… Difunde conocimiento 🙂