Social Media
Growth Hacking (II): Análisis del Método
4
El growth hacking, como vimos en un post anterior, utiliza técnicas alternativas al marketing tradicional para hacer crecer el número de usuarios de una empresa. El growth hacker, ejecutor de dicha técnica, como buen profesional, prágmático, analítico y creativo, se plantea y planifica  una serie de puntos para evitar cometer errores innecesarios, corregir y no dejar nada al azar.

Checklist del growth hacker

  1. Definir las acciones
  2. Implementar las analíticas para rastreas objetivos
  3. Impulsar puntos fuertes
  4. Ejecutar el experimento
  5. Optimizar el experimento
  6. Repetir

 

Métodología del growth hacking 

Definir acciones viables

Aunque el objetivo final del growth hacker es el crecimiento, este no se consigue, ni  todo a la vez ni de un día para otro. Por lo tanto marcarse objetivos alcanzables y  dividir  las tareas en pequeñas partes, nos ayudará a llegar al objetivo final de crecimiento, de una forma sostenible.

Implementar las analíticas para rastrear objetivos

¿Estamos midiendo de forma adecuada los objetivos que vamos consiguiendo?

La analíticas arrojan la información necesaria que nos ayudará a tomar decisiones, saber si estamos alcanzando nuestros objetivos de crecimiento o si por el contrario tenemos que aplicar cambios. Analíticas y objetivos, van mano a mano, y para su buen funcionamiento  tienen que estar equilibradas.

Impulsar los puntos fuertes

Todo startup tienen una serie puntos fuertes que se pueden utilizar para impulsar el crecimiento.

Hay que planear las acciones en base a las fortalezas de la empresa. Si por ejemplo, tenemos una lista con 5000 direcciones de email y una herramienta sólida de distribución, usaremos estos recursos existentes, como  una potencialidad de la empresa para provocar gran impacto.

Ejecutar el experimento

Una vez realizados los 3 pasos anteriores , el growth hacker lleva el experimento a la práctica.

Puede ocurrir que los resultados no sean tan  boyantes como se esperaban, lo cual no tiene que desmoralizarnos. El growth hacker es un tipo tenaz, perseverante y curioso:  aprende de los fallos y de los resultados de las analítica; sigue experimentando otros caminos que te lleven al objetivo, el crecimiento.

Optimizar el experimento

Los experimentos se llevan a cabo varias veces, se afinan y se retocan. El growth hacker es un corredor de fondo, consciente de que el éxito está en la perseverancia, trabajo duro y que no hay atajos para conseguir su objetivo.

Repetición

Una vez conseguido los primeros objetivos, llega el momento de empezar un nuevo experimento o una versión optimizada de los experimentos  anteriores, aplicando todo lo aprendido para repetir el éxito.

 

Seguir un método en nuestras acciones nos ayuda a planificar, analizar y avanzar con orden y pasos seguros hacia consecución y éxito de nuestros objetivos.

 

Si te ha gustado este post ¡Compártelo!… difunde conocimiento 🙂

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4 comentarios

  1. Avatar

    Excelente esta segunda parte de una primera que no le va a la zaga. Claro, sencillo, muy recomendable.

    Esperando la tercera entrega para componer el puzzle completo. Gracias por tus aportaciones interesantísimas.

    1. xelo

      Gracias Esteban por tu feedback ! Me alegro que te haya gustado.
      Feliz fin de semana 🙂