Growth Hacking (I): Mix de Creatividad, Análisis y Métricas
5

Growth Hacking es una técnica de marketing aplicada sobre todo a startups (más por necesidad al tener pocos recursos económicos)   que utiliza la creatividad, pensamiento analítico y métricas sociales, para hacer crecer el número de usuarios y  venta de producto, de forma escalable y sostenible, al modo lean, y por pasos

 

El héroe del growth  hacking 

El  término fue  acuñado por Sean Ellis en 2010,  describe al growth hacker  como  “el profesional cuyo norte es el crecimiento”.  A diferencia del marketero tradicional, el growth hacker centra cada una de sus estrategias, iniciativas y tácticas  en el crecimiento. Todo ello con bajos costes y utilizando alternativas innovadoras al marketing tradicional. Un growth hacker, para incrementar el número de usuarios,  utilizará los Social Media y el marketing viral, en lugar de utilizar los medios tradicionales como : radio, televisión y periódicos.

 

 

Esto se hace posible gracias a la redefinición que internet ha propiciado de 2 conceptos: producto y canal de distribución. El producto deja de ser tan sólo un  “bien tangible” , y así por ejemplo  el software, o  nuestras cuentas en las redes sociales, APIs etc … se consideran también producto. En cuanto a los canales de distribución, entender cómo y dónde se  mueven los usuarios online, creará nuevas oportunidades que un growth hacker tiene que descubrir y aprovechar para impulsar el crecimiento.

 

Las 5 habilidades del growth hacker 

Un growth hacker reúne una serie de habilidades, algunas innatas y otras adquiridas, que le hacen un crack del Marketing.

Nuestro héroe  es un tipo:

Ingenioso : utiliza todas las herramientas a su alcance, de forma creativa y original,  para crear soluciones que otros no ven.

Multidisciplinar :  sabe de diferentes disciplinas:  SEO, analítica web,marketing tradicional, programación, clustering, landing page optimization, modelización, y posiblemente es especialista en una de ellas.

Analítico: independientemente de cuál sea su especialización, el growth hacker utiliza las análiticas como su mejor arma para tomar decisiones basadas en métricas reales, que le permitirán predecir, pivotar el foco inicial si fuera necesario o repetir la fórmula de éxito.

Emocional: aunque ser analítico le hace pragmático, el growth hacker es también emocional, es curioso y creativo, tiene la necesidad insaciable de nuevas ideas y crear nuevos productos, es innovador.

Persistente: es tenaz e incansable, prueba cientos de  tácticas, hasta dar con la adecuada , la que haga posible un crecimiento viral y sostenible.

 

 

Resumiendo con las palabras de  Aaron Ginn:

 

 

Algunos ejemplos de empresas, que en sus inicios como startups utilizaron esta técnica disruptiva de marketing para hacer crecer su número de usuarios: Dropbox, Groupon, Spotify, LinkedIn, Facebook, Airbnb, Pinterest, Twitter o  Instagram.

 

Si te ha gustado este post ¡Compártelo! … Difunde conocimiento 🙂

Infografía  40 de Fiebre 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

5 comentarios

  1. Avatar

    Me suena eso de «renacentista digital» (la increible Dolors Reig @Dreig). Siempre quise optar a ese espacio y siempre esta vedado… Gracias por reseñar lo esencial, libre de polvo y paja de un tema que solo ha hecho que empezar… seguiremos con atención tus búsquedas e investigaciones… tiene pinta de que profundizaras mas en ello y en breve tiempo. Gracias.

    1. xelo

      Gracias Esteban por tus comentarios. Seguimos investigando, aprendiendo y compartiendo.
      Un saludo