IoT
El IoT abre un nuevo panorama empresarial
2

 

 

IoT (Internet of Things, en inglés) o Internet de las Cosas es una de las corrientes tecnológicas más importantes actualmente. Los expertos estiman que para el 2020 (apenas restan 5 años) existirán alrededor de 30.000 millones de objetos conectados a Internet.

 

Esto influye de una manera muy importante en las empresas, que deberán adaptarse a la innovación tecnológica que supone IoT en todos sus departamentos.

IoT

¿Cómo influencia el IoT en los diferentes ámbitos de una organización?

Diseño y desarrollo del producto

En el caso del diseño y posterior desarrollo del producto, cada objeto debe ser capaz de contar su propia historia. Los productos que pueden conectarse a Internet, requieren toda una serie de nuevos principios de diseño, que logren la estandarización del hardware a través de la personalización basada en el software; diseños que incorporen la capacidad de soportar las actualizaciones de productos en curso o que permitan servicio remoto. La experiencia y pericia en ingeniería de sistemas y en el desarrollo de software ágil es esencial para integrar hardware, electrónica, software, sistema operativo y conectividad de todos los componentes.

Servicio de postventa

En el mundo del IoT, los productos conectados a Internet ofrecen datos en tiempo real, lo cual puede ayudar a mejorar el mantenimiento predictivo de los productos y la eficiencia del servicio de postventa. Pero las empresas tendrán que  adaptar su estructura organizativa y de procesos a estos nuevos parámetros.

Cada empresa  será capaz de facilitar a los consumidores una comunicación fluida a través de diferentes canales. Los trabajos para adaptar ese servicio irán encaminados a crear aplicaciones que faciliten el contacto entre la empresa y los usuarios, la presencia en redes sociales, la accesibilidad de la web desde diferentes dispositivos y lo más importante, la actualización de conocimientos y habilidades del capital humano, mediante programas de formación.

Marketing

En cuanto al marketing y la publicidad, seguramente sean los departamentos que más se hayan actualizado respecto al IoT. Los productos conectados a Internet permiten crear nuevas relaciones entre las empresas y sus clientes, lo cual requiere nuevas habilidades y prácticas comerciales. Ya no es extraño ver campañas multidispositivo, teniendo en cuenta cuáles utilizan los destinatarios de dicha publicidad.

A medida que las empresas recopilan y analizan los  datos de uso de sus productos,  van adquiriendo conocimientos sobre cómo los productos crean valor para los clientes, lo que a su vez les permite un mejor posicionamiento de ofertas y una comunicación más eficaz del valor del producto a los clientes, o iterar el diseño inicial.

El uso de herramientas de análisis de datos, permite a las empresas  segmentar sus mercados de  forma más sofisticada, diseñar productos y paquetes de servicios personalizados  que ofrezcan un mayor valor para cada segmento.

Cyberseguridad y privacidad

La seguridad de los datos de los usuarios, de los trabajadores y acceso a productos y servicios,  también debe ser adaptada al nuevo panorama, mediante medidas de protección de las bases de datos.

Hay que hacer especial hincapié en la necesidad de una gestión robusta de la seguridad para proteger los datos que fluyen hacia, desde y entre los productos. Esto requerirá nuevos procesos de autentificación (como las tecnologías biométricas que ofrece la empresa valenciana Umanick), almacenamiento seguro de datos de productos, la protección contra piratas informáticos, tanto para datos de productos como para datos de clientes, definición y control de privilegios de acceso, protección contra posibles  hackers  o el uso no autorizado de productos.

Recursos Humanos

El departamento de recursos humanos podrá valerse de esos aparatos conectados para gestionar los procedimientos relacionados con el personal de la empresa.

En el innovador horizonte del IoT  irrumpen nuevas y desafiantes necesidades de recursos humanos. ¿La más urgente? reclutar talento que reúna un conjunto de habilidades, con especialidades altamente demandadas como: especialistas en desarrollo de software, ingeniería de sistemas, cloud computing , análisis del big data, Business Intelligence , Data Protection Officer  y otras áreas.

 

En definitiva, las empresas no pueden volver la espalda a la innovación y tendrán que actualizar y sincronizar sus estructuras y procesos para adaptarse al nuevo panorama empresarial y seguir siendo competitivas dentro de un marco global.

 

También te puede interesar  El Internet de las Cosas genera nuevas Estrategias de Negocio

Si te ha gustado este post ¡Compártelo!…Difunde conocimiento 🙂

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 comentarios

  1. Avatar

    Hola Xelo
    Gracias por este post, muy interesante ir viendo ya cuáles serán los cambios a los que las empresas se tendrán que adaptar. Estoy de acuerdo contigo en que si una empresa no innova le va a resultar muy difícil competir.

    1. xelo

      Hola Andrea, gracias a ti por haberte tomado el tiempo de leerlo y comentarlo. Creo que las empresas deben mirar más hacia el largo plazo para tomar decisiones estratégicas de negocio orientadas a posibles implementaciones.
      Un saludo
      Xelo